¡Agua sí, gasolina no!

06 de mayo de 2006

Con esta sencilla y contundente afirmación, los vecinos de Cuautla resumen su lucha contra la instalación de la gasolinera Milenium 3000. No están solos, en ningún sentido. Según trajo a la luz el recorrido de la otra campaña, hay luchas similares en Cuernavaca y Morelia. También las hay en muchas otras partes del país y del mundo, porque las gasolineras son un factor de contaminación de aire, agua y suelo, que si tuviéramos todos los datos, nadie toleraría tener cerca de su vivienda o de la escuela de sus hijos.

Rompiendo el silencio del desierto verde

22 de abril de 2006

El 8 de marzo pasado, 2 mil mujeres de Via Campesina entraron en un vivero de la empresa Aracruz Celulosa en Rio Grande do Sul, Brasil, destruyendo, según la empresa, un millón de plantones de eucalipto y su laboratorio. Según Via Campesina, esta acción, realizada en el Día Internacional de la Mujer, fue una protesta contra las graves consecuencias sociales y ambientales que causa la expansión del "desierto verde", como llaman a las extensas áreas de monocultivos de eucalipto que se extienden por varias partes del planeta, y que ahora también están invadiendo el sur de Brasil.

Semillas, tierra y agua: los idus de marzo

01 de abril de 2006

Curitiba, Brasil. El sur de Brasil, cuna de varios de los movimientos sociales más fuertes de este país y de América Latina, fue, durante marzo, escenario de la confrontación entre los movimientos campesinos con las trasnacionales, teniendo como telón de fondo a la Organización de las Naciones Unidas.

Maíz transgénico: celebrando la traición

11 de febrero de 2006

El 16 de febrero de 1996 el gobierno firmó con el EZLN los Acuerdos de San Andrés, donde se comprometía a reconocer los derechos y la cultura indígenas. Nunca los cumplió, y peor aún, varios años después aprobó una ley contraria a éstos. El expediente sigue abierto.

Multinacionales: semillas de la infamia

14 de enero de 2006

Para 2005, diez empresas controlaban la mitad del mercado mundial de semillas. Aunque estamos inundados de noticias sobre fusiones corporativas que muestran que cada vez hay menos empresas que controlan mayores porcentajes del mercado en todos los rubros, las semillas no son lo mismo que televisores, automóviles o cosméticos. Son la llave de toda la cadena alimentaria en el mundo y el corazón de la vida campesina y la agricultura. La cuarta parte de la población mundial, los campesinos y campesinas del mundo, conservan sus propias semillas para cultivar la comida de muchos más.