Embarazos transgénicos

15 de junio de 2002

Jerry Rosman cría cerdos en Shelby, Estados Unidos, desde hace más de 30 años. Hace dos años los partos de sus animales disminuyeron hasta llegar a 20 por ciento de las crías que obtenía antes con sus 200 cerdas. Rosman empezó controlando posibles enfermedades, luego condiciones ambientales, calidad del alimento, rutinas de seguimiento de los embarazos.

Maíz transgénico: cómo infectar al mundo

25 de mayo de 2002

Un reciente artículo de la compañía de marketing Bivings Group, se titula: Cómo infectar al mundo. Presenta cómo el mercadeo viral a través de Internet -entendido como mercadeo por rumores-, puede ser altamente efectivo en promover diferentes tipos de productos (¿y también políticas?)

La contaminación es buena para usted

02 de marzo de 2002

La contaminación de variedades campesinas con maíz transgénico en Tehuacán, Puebla, y Oaxaca fue nuevamente comprobada por el Instituto Nacional de Ecología (INE) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en un informe que hizo público en el seminario En defensa del maíz, el 23-24 de enero en México Distrito Federal, convocado por organizaciones campesinas, indígenas, ambientalistas y sociales. Allí informó que según los resultados hasta ese momento, habría zonas con hasta 35 por ciento de presencia de fragmentos de transgenes en maíces criollos.

Maíz contra humanos

26 de enero de 2002

La compañía biotecnológica Epicyte (San Diego, Estados Unidos), socio corporativo de la multinacional Dow Chemicals, está experimentando con la producción de anticuerpos humanos en maíz transgénico. Uno de estos experimentos es la producción de maíz espermicida, para usarlo como anticonceptivo.

Los expedientes X de los transgénicos

12 de mayo de 2001

Desde su introducción al mercado, los productos transgénicos han provocado y sufrido innumerables problemas. Pese a ello, sus defensores los siguen presentando como una ventaja para productores y consumidores. En los últimos meses, varios hechos significativos han hecho caer estas afirmaciones como castillos de naipes.
Se nos quiere convencer de que los transgénicos son un fenómeno global, al que no podemos renunciar porque quedaríamos fuera del progreso. La verdad es otra.