Morelos: siembra de concreto, cosecha de ira

07 de agosto de 2007

El despojo y la depredación de los recursos naturales de los pueblos del surponiente del estado de Morelos avanza de la mano de la urbanización salvaje. La fiebre constructora y la especulación inmobiliaria enajenan tierras, contaminan aguas y transforman a los campesinos de generaciones en albañiles temporales, desempleados de por vida e inquilinos hacinados en casas sin servicios.

Morelos: provocación gubernamental vs propuestas populares

05 de agosto de 2007

Las comunidades de Morelos objetan el avance de proyectos de urbanización de miles de casas que requieren de la perforación de pozos de agua que abatirán los castigados manantiales de la región.
Como se trata de pueblos que hace décadas organizan sus sistemas de agua en torno del manantial Chihuahuita, y como su merma ha implicado que otros poblados pierdan sus derechos de aguas, 13 pueblos del sur de Morelos consideran inaceptable la muerte de esta fuente.

Morelos: ¡abajo fraccionamientos, arriba pueblos!

12 de junio de 2007

Durante la Revolución Mexicana los zapatistas enarbolaron la consigna "¡Abajo haciendas, arriba pueblos!" Hoy, los pueblos del surponiente del estado de Morelos han cambiado el lema histórico por el de "¡Abajo fraccionamientos, arriba pueblos!"

Morelos: desastre e injusticia ambiental

17 de junio de 2006

En Morelos está a punto de estallar un grave conflicto social por el basurero de Alpuyeca, pero existen ahí más de 40 problemas igualmente fuertes que, aunque latentes, están al límite, por ejemplo: el acuífero de Cuautla (por la gasolinera Milenium 3000), el desbordamiento del río Apatlaco, en Temixco, la sequía del manantial Chihuahuita (por una cementera que afecta a varios pueblos, como Xoxocotla) o la sequía del río Amatzinac (que mata de sed a varios poblados del oriente, desde Zacualpan hasta Jantetelco).

¡Agua sí, gasolina no!

06 de mayo de 2006

Con esta sencilla y contundente afirmación, los vecinos de Cuautla resumen su lucha contra la instalación de la gasolinera Milenium 3000. No están solos, en ningún sentido. Según trajo a la luz el recorrido de la otra campaña, hay luchas similares en Cuernavaca y Morelia. También las hay en muchas otras partes del país y del mundo, porque las gasolineras son un factor de contaminación de aire, agua y suelo, que si tuviéramos todos los datos, nadie toleraría tener cerca de su vivienda o de la escuela de sus hijos.