Un laberinto sin salida

07 de mayo de 2011

La defensa que los pueblos de maíz hacen de sus semillas en Tlaxcala, como en otras regiones de México, encuentra sus referentes históricos, culturales, políticos e incluso legales muy lejos de los planteados en las leyes que regulan la propiedad y circulación de las semillas, y que legalizan las siembras de organismos genéticamente modificados (OGM). Por lo menos este es el consenso nacional expresado contundentemente desde la diversidad de acciones colectivas en defensa del maíz en México.

Acoso al CNUC

24 de abril de 2011

El Consejo Nacional Urbano y Campesino (CNUC) nació en 1993 en Tlaxcala, en el contexto de la resistencia a las reformas al artículo 27 constitucional: "Éramos de esos que, entre otros pocos, nos resistíamos a ver la tierra como proyecto productivo jugoso, a cambio de una firma de complicidad, de un aval, de una foto para pasar a ser los parteros del Tratado de Libre Comercio al lado de Carlos Salinas".

El maíz y su defensa más transparente

09 de abril de 2011

Ojarasca 168 abril 2011
En un momento tan oscuro de México, es grave equivocarnos. Ya lo decía Andrés, el personaje del Libro de Manuel, la novela de Julio Cortázar, parafraseando según él a Jean Paul Sartre: “El problema es que a lo mejor cuando yo elijo lo que creo una conducta liberadora, un agrandamiento de mi circunstancia, a lo mejor estoy obedeciendo a pulsiones, a coacciones, a tabúes o a prejuicios que emanan precisamente del lado que quiero abandonar”.

Tamaulipas: la plaga del maíz transgénico

15 de marzo de 2011

Durante los últimos años, el campo tamaulipeco ha estado asolado por la plaga del narcotráfico. En los últimos años, los agricultores deben pagar a los cárteles derecho de piso para poder trabajar o tener protección. Si no pagan, sus ranchos son ocupados por sicarios y sus cosechas y ganado robados. Ahora, además, sufrirán la plaga del maíz transgénico.

Heladas y relaciones peligrosas

26 de febrero de 2011

Las recientes heladas en el norte de México y las extensas pérdidas de cosechas ponen de manifiesto las perversiones de entregar el sistema agroalimentario a las decisiones de unas cuantas trasnacionales, que dominan desde las semillas a los supermercados.
Tratándose de maíz, principal cultivo alimentario del país, la situación es aún más grave y lo que está sucediendo debería servir de lección de por qué es urgente apoyar la producción diversificada y campesina y prohibir el maíz transgénico.